Inicia tu Divorcio! Estudio Jurídico Especialista

 

División de bienes


División de bienes conyugales

Uno de los preceptos jurídicos del derecho de familia determina que los bienes adquiridos durante el matrimonio se consideran gananciales, es decir, de los dos esposos.

Este sistema está organizado por normas de orden público  mientras dura el matrimonio y hasta su disolución legal, las partes nada podrán modificar pues tiene carácter imperativo.O sea que el régimen es legal y no convencional.

Se trata de un régimen patrimonial de “comunidad”. Dentro de este régimen se va formando una masa de bienes matrimoniales (gananciales) que deberán ser divididos cuando se disuelva el vínculo. Estos bienes son el “haber” de la sociedad conyugal y los cónyuges participan en ese haber cuando se separan judicialmente. Por tratarse como dijimos de  normas de orden público las que rigen el aspecto patrimonial en un matrimonio, estas regulan su liquidación.

La ley permite introducir en el escrito de inicio al solicitar el divorcio,  los convenios respectos de, tenencia de menores, cuota alimentaria, régimen de visitas y división de los bienes comunes, por considerar que estos aspectos hacen a la esencia  misma de la familia y deben ser resueltos dentro del mismo proceso que se ventila atendiendo también a una economía procesal-.  introduciendo asi, en el proceso temas de carácter familiar y de carácter patrimonial, artículo 236 C.C.- A falta de acuerdo la liquidación de la misma se tramitará por vía sumaria" debiendo los jueces usar de la facultad que les acuerda esta norma, en cuanto que podrán objetar una o más estipulaciones de los acuerdos celebrados cuando, a su criterio, afecten gravemente los intereses de una de las partes o del bienestar de los hijos

SEPARACION DE BIENES: POSIBILIDAD DE PEDIRLA

Si uno de los esposos decide abandonar el hogar en forma voluntaria y maliciosa  e irse a vivir a otra parte, esto no impide que siga vigente el matrimonio  , pues no hay desvinculación judicial, pero uno de los cónyuges puede pedir la separación de bienes cuando mediare abandono de hecho de la convivencia matrimonial por parte del otro cónyuge en forma voluntaria y  maliciosa , pues la Ley 17.711 agregó al art. 1306 un tercer párrafo, que  dispone: ”Producida la separación de hecho de los cónyuges, el que fuere culpable de ella no tiene derecho a participar en los bienes gananciales que con posterioridad a la separación aumentaron el patrimonio del no culpable”. Para que el abandono de hecho sea causal de separación de bienes es necesario que uno de los cónyuges, unilateralmente, haya interrumpido la convivencia matrimonial; este hecho debe ser probado fehacientemente. Para que el inocente no tenga que dividir los bienes que fue adquiriendo mientras el culpable había dejado el hogar

Otra posibilidad de pedir la disolución es  también, frente  a la mala administración del otro le acarree peligro de perder su eventual derecho sobre los bienes gananciales.

Disolución de la Sociedad Conyugal. Efecto de la Sentencia de divorcio.

En virtud de que las sentencias tienen efecto retroactivo al momento de inicio de la demanda, aquellos bienes que las personas adquieran a  partir la presentación de la demanda judicial por separación personal, divorcio vincular o de separación de bienes,  dejan de ser “conyugales” -. Con la resolución judicial que determina la separación de bienes se extingue la sociedad conyugal. Y los efectos de la sentencia se retrotraen al momento de la notificación de la demanda.

Así entonces, los bienes que ambos adquieran entre la fecha de inicio del trámite y el dictamen judicial, no se computan entre los bienes gananciales. Ej.: Inicio demanda el 21/7 2008 y adquiero un bien el 22/7/2008 en caso de obtener sentencia el 30/12/2008, esta tendrá efecto retroactivo al momento del inicio y   por lo tanto el bien que adquirí ya no será objeto de la partición.

Que pasa si no logro sentencia favorable?

Debe comprenderse que no se podrá estar seguro que los bienes adquiridos después de iniciada la demanda dejarán de ser gananciales, pues en el caso de un divorcio controvertido donde hay atribución de culpa puede suceder por ejemplo que uno de los esposos acuse al otro de adulterio. El acusado asegura que nunca fue infiel. El agraviado no puede demostrar sus dichos. El juez rechaza la demanda por no haberse alcanzado a probar la causal invocada en la demanda  y el vínculo conyugal sigue firme

¿Que bienes habrá que dividir una vez divorciados?

Aquellos que hayan sido adquiridos durante la vigencia del matrimonio son GANANCIALES y en principio serán divisibles. Y digo en principio pues para establecer si son gananciales o no lo son,  habrá que analizar ciertos aspectos complejos que tienen como resultado situaciones “mixtas” para categorizar los bienes. Por ejemplo, el origen del dinero con el que se adquirió el bien, la diferencia entre terreno y edificación,  construcción así como el tema de las mejoras realizadas en  un bien durante la vigencia del matrimonio. Expondré algunos ejemplos para facilitar la comprensión de cómo se irán categorizando los bienes, como “propios” o “gananciales,  para su partición luego del divorcio sus efectos jurídicos en la atribución patrimonial a cada cónyuge. 

1) Se celebra el matrimonio y se procede a comprar una casa que será sede del hogar. Este bien será “ganancial” y deberá ser compartido por partes iguales entre los ex cónyuges.

2) Están noviando y uno de los novios adquiere una casa y luego de casarse van a residir en la misma. Es un bien “propio” y no será objeto de la partición.

3) Uno de los novios tiene un terreno y luego de casarse empiezan a construir la casa , al separarse, se establecerá el importe del terreno que pertenecerá solo al dueño del mismo y el importe de la casa construida mientras estaban casados deberá ser compartido entre los ex esposos.

4) Estando casados el esposo recibe en herencia una casa u otro bien registrable por ejemplo un auto, cuando se divorcian, estos bienes recibidos por herencia serán propios de quien los heredó y no serán divididos con el ex cónyuge.

5) Viven en una casa que fue comprada por uno de los cónyuges antes de casarse y se realizan mejoras, cuando se divorcian se calculará el dinero invertido en ellas y ese importe se dividirá entre los ex cónyuges. Pues las mejoras son gananciales pero la propiedad era de uno solo de los esposos. IMPORTANTE:  se deberá probar con boletas y comprobantes de todo tipo los gastos realizados en las mejoras.  Si no se lograra reunir la prueba suficiente a criterio judicial, la casa se presume como NO CONYUGAL y no será dividido su importe entre los ex cónyuges.

6) Durante el matrimonio uno de los esposo recibe un dinero por herencia  y resuelven comprar una casa, para que esa casa sea solo del que heredero al momento de divorciarse habrá que consignar en la escritura de compra el origen de la suma invertida. Si no se hace lo dicho, se presumirá legalmente que la casa la compró el matrimonio y habrá que realizar su partición.

7) Uno de los esposo hereda una terreno con una casa precaria y resuelven derrumbarla y construir una nueva, En el divorcio se dividirá el importe de la construcción que será ganancial por haberse construido mientras estaban unidos en matrimonio pero el terreno conservará el carácter propio será solo del heredero.

8) Uno de los esposos hereda una propiedad y decide alquilarla, todo el dinero que se ahorre en ese concepto será divisible, pues los “frutos” son gananciales.

9) Uno de los esposos hereda una casa  mientras esta casado y  la vende depositando el importe en un banco. Es seguro que en un Divorcio el otro cónyuge pretenda la partición de ese monto, y el heredero deberá demostrar judicialmente que ese dinero está relacionado causalmente con la venta del bien heredado oportunamente. 

En fin, como se ve,  habrá que tener muy claros los conceptos para comprender cual será el destino final de esos bienes cuando se piense en una acción de Divorcio.

Cuando la persona divorciada reside en el hogar conyugal con hijos menores, en general se le atribuirá ese hogar hasta que los niños cumplan su mayoría de edad, es decir alcancen los 21 años. Una vez realizada la partición judicial y registrada la misma en el Registro de la Propiedad inmueble, quien conserve la tenencia de los hijos podrá continuar en la ocupación.

Una vez que los hijos alcancen esa mayoría de edad el bien deberá ser puesto a la venta y el producido se dividirá entre los divorciados. Esta situación puede modificarse si existen acuerdos entre los ex esposos, (que deberán ser homologados judicialmente) para una eventual cesión de los derechos. Por ejemplo podría acordarse de que hasta la venta efectiva del bien, quien quede residiendo en el inmueble abone un  cannon locativo (cuota de alquiler) por hacer uso exclusivo del bien común hasta tanto se vaya resolviendo el acto de venta. Si no se llegase a un acuerdo, se procederá a solicitar judicialmente la fijación de dicho cannon.

Divorcio online

QUE PASA SI EL PROPIETARIO ES UNO SOLO DE LOS CONYUGES?

Puede presentarse la situación  de que el bien haya sido adquirido antes del matrimonio por uno de los ex esposos y que a la disolución éste pretenda disponer del bien y venderlo pues tienen carácter “propio”, (no ganancial) . Si el matrimonio tiene  hijos menores de 21 años, o incapaces (mayores con invalidez, mental o física), el propietario no podrá disponer del bien libremente, sino que deberá obtener el asentimiento  del cónyuge, hasta que le menor crezca o  el incapaz  se recupere o fallezca art. 1277 Código Civil. Puede solicitarlo al Juez si no logra la firma de su ex pero el Juez velará por que el interés familiar no se vea comprometido.

QUE ES LA “LIQUIDACION DE LA SOCIEDAD CONYUGAL”

La liquidación de la sociedad conyugal es el conjunto de operaciones
que se llevan a cabo a fin de realizar la partición de los bienes gananciales,
asegurando a cada cónyuge la percepción de la mitad de éstos. Recordemos lo
dispuesto por el C.C. en su art. 1315: “Los gananciales de la sociedad conyugal se
dividirán por iguales partes entre marido y mujer, o sus herederos, sin consideración
alguna al capital propio de los cónyuges, y aunque alguno de ellos no hubiese llevado
a la sociedad bienes algunos.

La liquidación comprende trámites, operaciones y actos destinados a establecer los saldos líquidos de cada masa de gananciales, para realizar luego la partición; de manera que abarca los actos relativos al inventario de los bienes gananciales, a la determinación y pago de las deudas de cada cónyuge ante terceros, a la dilucidación del carácter ganancial o propio de algunos bienes, a la determinación de las recompensas que se adeuden entre sí las masas gananciales y las masas propias, y también a la estimación del valor de los bienes comunes.

Divorcio online

QUE ES LA PARTICION

En general, posteriormente a la disolución y liquidación de la sociedad conyugal, le sigue la última etapa de este proceso que es la partición.

Con la partición, surgen los valores concretos que pasarán a ser de exclusiva propiedad de los particionarios ( ex cónyuges), este fenómeno que se traduce en la adjudicación de los bienes a cada uno de los cónyuges, para concretar este paso se procederá al inventario y división de los bienes,

La ley 23.515 ha creado un nuevo supuesto de indivisión parcial o exclusión de la partición del inmueble que fue asiento del hogar conyugal y cuya ocupación fue atribuida durante el proceso de separación personal o divorcio vincular al cónyuge no culpable, o que de hecho lo continuó ocupando, si su liquidación o inclusión en la partición le causa grave perjuicio. Es el nuevo art. 211, primer párrafo, C.C., que expresa: “Dictada la sentencia de separación personal el cónyuge a quien se atribuyó la vivienda durante el juicio, o que continuó ocupando el inmueble que fue asiento del hogar conyugal, podrá solicitar que dicho inmueble no sea liquidado ni partido como consecuencia de la disolución de la sociedad conyugal si ello le causa grave perjuicio, y no dio causa a la separación personal, o si ésta se declara en los casos del art. 203 y el inmueble estuviese ocupado por el cónyuge enfermo”. La regla es aplicable también a la disolución por divorcio (art.217). La indivisión persiste sin plazo, mientras subsistan las circunstancias que le dieron lugar (art.211, segundo párrafo, "in fine")

Solo los cónyuges, están autorizados por la ley ( legitimados)  para actuar en el proceso sobre disolución de la sociedad conyugal .

Una vez atribuidos los bienes el juez ordenará la inscripción en los registros correspondientes.

EFECTOS JURIDICOS DE LA PARTICION

Poner fin al estado de comunidad de bienes.

Efectos declarativos, es decir, se entiende que desde la disolución de la sociedad conyugal) cada cónyuge adquieren la propiedad exclusiva de los bienes de su lote, con retroactividad a ese momento, sin tener derecho ya en los lotes del otro por su calidad de integrantes (ex socios) de una sociedad disuelta toman el porcentaje de su derecho en expectativa, que para nuestra legislación es el de cincuenta por ciento.

Divorcio online


Estudio Jurídico Especialista en Divorcios - Dra. García Quirno
San Martín 522 1ro "3" Capital Federal - Tel./Fax: 011 4326.5878 - Cel.: 156202-5984